Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$comment_count en comment_node_page_additions() (línea 728 de /home/n7c5z9p8/sitios/pensamientocivil.com.ar/htdocs/modules/comment/comment.module).
doctrina | Comercial

ACEPTACIÓN E IDENTIFICACIÓN DE CLIENTES NO PRESENCIALES Y LAS TÉCNICAS BIOMÉTRICAS

Introducción 

Los sistemas basados en el reconocimiento biométrico comenzaron a tener relevancia en la actualidad, sobre todo en entornos que requieren la identificación de usuarios o accesos restringidos. En comparación con los métodos de seguridad clásicos, comúnmente utilizados, como llaves o claves, los rasgos biométricos no pueden, en general, ser prestados, robados o copiados, teniendo en cuenta que con estos sistemas el usuario utiliza ciertas características físicas, únicas y distintivas, tales como la huella digital, su voz o el iris de su ojo etc.

Las características físicas del ser humano se han utilizado desde hace más de un siglo en el ámbito forense de evidencias biométricas. En el presente, las tecnologías biométricas son implementadas en distintas áreas para mejorar la seguridad y la comodidad de la sociedad. En tal sentido, organismos de gobierno y numerosas empresas privadas recurren a dispositivos biométricos para controlar, por ejemplo, el ingreso a sus áreas restringidas o portales electrónicos de forma rápida y sencilla.

En el ámbito de las Instituciones Financieras, en relación a la Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, estas técnicas cobraron relevancia cuando la Resolución 30 E de 2017 de la UIF las incorporó para la aceptación e identificación de clientes no presenciales.

De esta forma, las nuevas tecnologías de identificación por medio de sistemas biométricos, se estarían perfilando como la futura llave que permitirá abrir todas las puertas y como un elemento clave para la identificación y aceptación clientes fuera del ámbito de las Sucursales Bancarias.

Por ello, es que el presente artículo se referirá a las Metodologías que la Resolución aludida de la UIF, establece para la identificación o aceptación de clientes no presenciales, las técnicas biométricas, su tipos, ventajas y desventajas, la utilización de la Videoconferencia y del Documento Digital y el uso de la plataforma web de los bancos como alternativa al uso de las técnicas citadas.

Por último, destacar que el presente trabajo finalizará, señalando en qué instancia de implementación se encuentran los bancos, en relación a las técnicas descritas y se efectuarán las pertinentes conclusiones.

Metodologías para la identificación o aceptación de clientes no presenciales 

Conforme lo establece la Resolución 30 E de la UIF, en su art. 26, la aceptación de Clientes no presenciales estará sometida a la identificación por medios electrónicos sustitutivos de la presencia física, tales como:

El uso de técnicas biométricas o métodos tecnológicos alternativos de igual rigurosidad, almacenables y no manipulables.

La aceptación de clientes a través del sitio de Internet de la Entidad u otros canales alternativos (telemáticos, telefónicos o asimilables).

El uso de técnicas biométricas o métodos tecnológicos alternativos de igual rigurosidad, almacenables y no manipulables 

La norma de la UIF, antes referida, establece determinadas pautas, que las Entidades Financieras deberán tener presente en la implementación y el uso de técnicas biométricas o métodos tecnológicos alternativos de igual rigurosidad, almacenables y no manipulables.

Pautas normativas del art. 26 (Resolución 30 E UIF) 

“…Será responsabilidad del Sujeto Obligado implementar los requerimientos técnicos que aseguren la autenticidad, vigencia e integridad de los documentos de identificación utilizados y la correspondencia del titular del documento con el Cliente objeto de identificación, así como también la confidencialidad e inalterabilidad de la información obtenida en el proceso de identificación…”.

La UIF requiere que los Bancos asuman un verdadero compromiso, en este proceso de implementación de las nuevas técnicas biométricas para la identificación no presencial y que sea llevado a cabo con profesionalidad, asegurando, la autenticidad, inalterabilidad y confidencialidad de la información.

“…Los documentos generados y conservados en formatos electrónicos plantean la necesidad de dar pautas claras que posibiliten determinar su autenticidad. Asimismo, la fragilidad de los formatos y su obsolescencia tecnológica nos obligan a diseñar pautas y establecer lineamientos que aseguren la preservación a largo plazo de los documentos de archivo para el recupero de la información…”.

La UIF exige a los Bancos que realicen una correcta preservación digital, en torno a los documentos que se generen para el desarrollo del proceso de implementación de las nuevas técnicas biométricas para la identificación no presencial. La preservación digital hace alusión al conjunto de principios, políticas, estrategias y acciones específicas que tienen como fin asegurar la estabilidad física y tecnológica de los datos, la permanencia y el acceso de la información de los documentos digitales.

“… Los procedimientos específicos de identificación no presencial que los Sujetos Obligados implementen, no requerirán de autorización particular por parte de la UIF, sin perjuicio de que se pueda proceder a su control en ejercicio de las potestades de supervisión…”.

La UIF aclara que son necesarios procedimientos específicos que regulen la identificación no presencial, pero no es necesario que los mismos sean autorizados en particular por este organismo, aunque sí, serán revisados cuando corresponda.

“…El proceso de identificación no presencial deberá ser almacenado con constancia de fecha y hora, conservándose de conformidad con lo dispuesto en el art. 17…”.

La UIF requiere el almacenamiento de información del proceso de identificación no presencial por el plazo establecido por la propia resolución que es el de 10 años.

“…La entidad deberá realizar el análisis de riesgo del procedimiento de identificación no presencial a implementar, el cual deberá ser gestionado por personal capacitado específicamente en su utilización…”.

Todo proceso de análisis de riesgo debe ser llevado a cabo por personas que cuenten con los conocimientos necesarios y eso es precisamente lo que establece la UIF cuando requiere que el personal que llevará la tarea de análisis de riesgo debe estar altamente capacitado.

“…El informe del revisor externo deberá pronunciarse expresamente sobre la adecuación y eficacia operativa del procedimiento de identificación no presencial implementado…”.

La UIF quiere asegurarse que el Revisor Externo no deje fuera de su alcance la revisión de estos sistemas de identificación por ninguna razón.

Técnicas biométricas 

Las técnicas biométricas presentan procesos de verificación de la identidad basados en características físicas (cara, huellas digitales) o de comportamiento (registro vocal, firma a mano alzada).

¿Qué es un sistema biométrico? 

Se trata de un sistema automatizado que realiza labores de biometría. Es decir, un sistema que fundamenta sus decisiones de reconocimiento, mediante una característica personal que puede ser reconocida o verificada de manera automatizada.

¿Qué es la biometría? 

Biometría es un vocablo griego que significa “bios”, vida y “metron”, medida. Biometría es el conjunto de características fisiológicas y de comportamiento que pueden ser utilizadas para verificar la identidad del individuo.

En las tecnologías de la información, la autentificación biométrica o biometría informática es la aplicación de técnicas matemáticas y estadísticas sobre los rasgos físicos o de conducta de un individuo, para su autentificación, es decir determinar su identidad.

Las huellas dactilares, la retina, el iris, los patrones faciales, de venas de la mano o la geometría de la palma de la mano, representan algunos ejemplos de características físicas (estáticas), mientras que entre los ejemplos de características del comportamiento, se incluye entre otras, la firma, el paso y el tecleo (dinámicas).

Tipos de Biometría 

Existen dos tipos bien diferenciados: la biometría estática y la dinámica.

Biometría Estática: es la que mide la anatomía del usuario. Comprende, entre otras:

Huella dactilar.

Geometría de la mano.

Análisis del iris.

Reconocimiento Facial.

ADN.

Huella dactilar 

Juan Vucetich Kovacevich, nacionalizado argentino, fue un antropólogo y policía argentino de origen croata que desarrolló y puso por primera vez en práctica un sistema eficaz de identificación de personas por sus huellas dactilares. El 1 de septiembre de 1891 hizo las primeras fichas dactilares del mundo, con las huellas de 23 procesados y se estableció como Día Mundial de la Criminalística.

Una huella dactilar es la representación de la morfología superficial de la epidermis de un dedo. Posee un conjunto de líneas (crestas papilares), que están dispuestas en forma paralela, las cuales se forman a partir del sexto mes de vida intrauterina y permanecen sin que el tiempo genere alguna clase de cambio o modificación.

Estas líneas presentan diferentes morfologías, también conocidos como puntos característicos; los que más predominan son las terminaciones en forma abrupta y las bifurcaciones, los cuales se conocen técnicamente como minucias.

Para concluir si dos huellas dactilares corresponden o no a la misma persona, se lleva a cabo un procedimiento que comienza con la clasificación de la huella dactilar y termina con el matching (coincidencia) o comparación de las minucias de ambas huellas.

La clasificación de huellas corresponde a un análisis a escala "gruesa" de los patrones globales de la huella que permite asignarla a un conjunto predeterminado o clase, lo que se traduce en una partición de la base de datos a ser revisada. Entonces en relación al proceso, la técnica presenta varias fases: la primera, es la de la captura; la segunda fase se refiere a cómo se almacenan los patrones o características a analizar, además se incluye un valor de calidad de la imagen y se registran datos personales del usuario; luego, la siguiente fase comprende el análisis de los patrones o características y los convierte en un identificador numérico. La siguiente fase es la clasificación, compara las características extraídas por el sistema de proceso con las almacenadas en el sistema y por último, tenemos la salida, que es la etapa donde se da el resultado, es decir la similitud de la característica almacenada con la característica del sujeto en comparación indicando que hay correlación, o que no la hay. En caso de que no se pudiera determinar la correlación, se tendrá que iniciar el proceso nuevamente o bien utilizar otro medio de identificación.

Geometría de la mano 

Alrededor de 1870, el antropólogo francés Alphonse Bertillon propuso un sistema de identificación de personas basado en el registro de las medidas de diversas partes del cuerpo. Este método conocido como Sistema Bertillon o Bertillonaje fue adoptado por las policías de Francia y otras partes del mundo.

Los sistemas de autenticación basados en el análisis de la geometría de la mano son sin duda los más rápidos dentro de los biométricos, con una probabilidad de error aceptable en la mayoría de ocasiones, en aproximadamente un segundo, son capaces de determinar si una persona es quien dice ser.

Cuando un usuario necesita ser autenticado, sitúa su mano sobre un dispositivo lector con unas guías que marcan la posición correcta para la lectura. Una vez la mano está correctamente situada, unas cámaras toman una imagen superior y otra lateral, de las que se extraen ciertos datos (anchura, longitud, área, determinadas distancias etc.) en un formato de tres dimensiones. Transformando estos datos en un modelo matemático que se contrasta contra una base de patrones, el sistema es capaz de permitir o denegar acceso a cada usuario.

Quizás uno de los elementos más importantes del reconocimiento mediante analizadores de geometría de la mano, es que estos son capaces de aprender, a la vez que autentican a un usuario, actualiza su base de datos con los cambios que se puedan producir en la muestra (un pequeño crecimiento, adelgazamiento, el proceso de cicatrizado de una herida, etc.); de esta forma, son capaces de identificar correctamente a un usuario, cuya muestra se tomó hace años, pero que ha ido accediendo al sistema con regularidad. Este hecho, junto a su rapidez y su buena aceptación entre los usuarios, hace que los autenticadores basados en la geometría de la mano sean los más extendidos dentro de los biométricos, a pesar de que su tasa de falsa aceptación se podría considerar inaceptable en algunas situaciones: no es normal, pero sí posible, que dos personas tengan la mano lo suficientemente parecida como para que el sistema las confunda. Para minimizar este problema, se recurre a la identificación basada en la geometría de uno o dos dedos, que además puede usar dispositivos lectores más baratos y proporciona incluso más rapidez.

Análisis del iris 

El físico John G. Daugman (Laboratorio Informático de la Universidad de Cambridge) fue pionero en este campo, desarrollando los procesos de creación de algoritmos de reconocimiento mediante el iris, necesarios para la adquisición de la imagen y la puesta en el mercado de instrumentos necesarios para tal fin.

El iris es una membrana coloreada y circular que separa la cámara anterior y posterior del ojo. El procedimiento resulta extraordinariamente sencillo, basta con colocarse frente a una cámara, con los ojos correctamente alineados en su campo de visión para que la cámara genere una imagen que es analizada por medio de los algoritmos de Daugman y así obtener el Iris Code personal, un patrón único del iris que apenas ocupa doscientos cincuenta y seis bytes de información. Tan reducido tamaño permite una rápida búsqueda de su homólogo en una base de datos hasta identificar a su propietario. Para la codificación del patrón del iris, usualmente se realiza una conversión de la imagen del iris de coordenadas cartesianas a polares para facilitar la extracción de información, al pasar de una forma circular a una rectangular.

Reconocimiento facial 

A mediados de la época del 60, Bledsoe, Chan y Bisson desarrollaron un sistema de reconocimiento facial para una empresa de investigación. Este requería intervención humana para capturar los rasgos faciales; luego el sistema buscaba en su base de datos. El sistema podría usarse para registrar manualmente las ubicaciones de coordenadas de varias características faciales, incluidas los ojos, la nariz, la línea del cabello y la boca. Estas métricas podrían insertarse en una base de datos. Luego, cuando el sistema recibió una nueva fotografía de un individuo, fue capaz de recuperar la imagen de la base de datos que más se parecía a esa persona. Si bien en ese momento, el reconocimiento facial estaba limitado severamente por la tecnología y el poder de procesamiento de la computadora, fue un primer paso importante para probar que el reconocimiento facial era una biometría viable.

El reconocimiento facial actualmente se logra mediante el uso de una aplicación dirigida por una computadora, que identifica automáticamente a una persona en una imagen digital. Esto es posible mediante un análisis de las características faciales del sujeto extraídas de la imagen o de un fotograma clave de una fuente de video y comparándolas con una base de datos.

El proceso cuenta con varias fases. Veamos la primera que es la detección de la cara, el sistema detecta que hay una cara en la imagen, sin identificarla. Proporciona la localización y la escala a la que encontramos la cara. Luego, la fase dos establece la alineación de la cara, localiza las componentes de la cara y, mediante transformaciones geométricas, la normaliza respecto propiedades geométricas, como el tamaño y la pose, y fotométricas, como la iluminación. Para normalizar las imágenes de caras, se pueden seguir diferentes reglas, como la distancia entre las pupilas, la posición de la nariz, o la distancia entre las comisuras de los labios. También, se debe definir el tamaño de las imágenes y la gama de colores. Normalmente, para disminuir la carga computacional del sistema, se acostumbra a utilizar imágenes pequeñas en escala de grises. A veces, también se realiza una ecualización del histograma. A continuación, se realiza la siguiente fase de extracción de características, donde el sistema proporciona información para distinguir entre las caras de diferentes personas según variaciones geométricas o fotométricas. Por último, se realiza la fase de Reconocimiento, donde el vector de características extraído se compara con los vectores de características extraídos de las caras de la base de datos. Si encuentra uno con un porcentaje elevado de similitud, devuelve la identidad de la cara; sino indica que es una cara desconocida.

ADN

La huella genética (pruebas de ADN o análisis de ADN) es una técnica utilizada para distinguir entre los individuos de una misma especie utilizando muestras de su ADN.

Su invención se debe el doctor Alec Jeffreys en la Universidad de Leicester en 1984 y fue utilizada por primera vez en medicina forense para condenar a Colin Pitchfork en los asesinatos de Narborough (Reino Unido) en 1983 y 1986.

La huella genética se utiliza en la Medicina forense, para identificar a los sospechosos con muestras de sangre, cabello, saliva o semen. También, ha dado lugar a varias exoneraciones de condenados. Igualmente, se utiliza en aplicaciones como la identificación de los restos humanos, pruebas de paternidad, la compatibilidad en la donación de órganos, el estudio de las poblaciones de animales silvestres y el establecimiento del origen o la composición de alimentos. También, se ha utilizado para generar hipótesis sobre las migraciones de los seres humanos en la prehistoria.

La técnica se basa en que dos seres humanos tienen una gran parte de su secuencia de ADN en común y para distinguir a dos individuos, se puede explotar la repetición de secuencias altamente variables llamada microsatélites. Es posible establecer una selección que es muy poco probable que haya surgido por casualidad, salvo en el caso de gemelos idénticos, que tendrán idénticos perfiles genéticos, pero no las huellas dactilares.

Biometría Dinámica: es la que mide el comportamiento del usuario: comprende entre otras, las siguientes:

Reconocimiento de voz.

Firma manuscrita.

Cadencia de paso.

Reconocimiento de voz

El reconocimiento por voz es una tecnología biométrica que utiliza la voz de un individuo para lograr su identificación. Este tipo de soluciones biométricas son bastantes populares, dada la cantidad de dispositivos que pueden usarse para tomar las muestras de voz y su facilidad de integración. Hay que tener en cuenta que el reconocimiento por voz difiere de la llamada tecnología del reconocimiento de discurso, que reconoce las palabras a medida que el individuo habla, y que no es una tecnología biométrica.

El proceso de la identificación de personas a través del reconocimiento de voz depende de diversas características del individuo: por un lado, está la estructura física del tracto vocal; por otro, se encuentran ciertas características de comportamiento. En el momento del proceso de identificación, se ha de tener muy en cuenta la variabilidad que posee la señal de voz, pues el individuo no puede repetir de forma completamente exacta una misma palabra o frase.

Existen dos formas principales de realizar el reconocimiento por voz, dependiendo de si el sistema es dependiente de un texto (una contraseña o una fase programada dentro del sistema) o es independiente de este.

 

De las muestras de voz obtenidas, se analiza el contenido de la frecuencia del discurso, comparando las características de calidad, duración, dinámica, intensidad y tono de la señal. Tras el procesado de la muestra obtenida, se realiza la comparación con aquellas almacenadas en la base de datos. En este caso, el sistema determinará un ratio de similitud, debido a la variabilidad que caracteriza a la señal de voz. El proceso demanda varias fases. Comencemos con la primer fase, una vez se ha obtenida la señal de voz, esta se ha de procesar para obtener de forma eficiente la información presente en la señal acústica. Esta información es almacenada en un vector de características biométricas. Tras la obtención del vector de características biométricas, pasamos a la segunda fase, donde se realiza una comparación de 1:N con aquellos almacenados en la base de datos para obtener la similitud entre el vector obtenido en ese momento y cada uno de los vectores almacenados. Esta comparación se realiza en el llamado Módulo de Cálculo de Similitudes, y proporciona como resultado una matriz de coincidencias. La última fase del proceso de reconocimiento de voz, aquella que corresponde con la toma de decisiones, es la de mayor criticidad dentro del sistema. Con la matriz de coincidencias, debe decidir sobre la identidad del individuo que ha generado la señal de voz.

Firma manuscrita 

Consiste en firmar un documento electrónico como si fuera un papel, dotándolo de las mismas garantías probatorias y componentes de seguridad adicionales. Esta firma surge en la actualidad y con ella, no se necesita recoger las firmas en papel para cualquier proceso de negocio. En los modelos biométricos, se utiliza además de la forma de firmar, las características dinámicas (por eso, se les suele denominar Dynamic Signature Verification, DSV), el tiempo utilizado para rubricar, las veces que se separa el bolígrafo del papel, el ángulo con que se realiza cada trazo. Para utilizar un sistema de autenticación basado en firmas, se solicita en primer lugar a los futuros usuarios un número determinado de firmas ejemplo, de las cuales el sistema extrae y almacena ciertas características; esta etapa se denomina de aprendizaje, y el principal obstáculo a su correcta ejecución son los usuarios que no suelen firmar uniformemente. Contra este problema, la única solución, aparte de una concienciación, es relajar las restricciones del sistema a la hora de aprender firmas, con lo que decrece en parte su seguridad. Una vez de que el sistema conoce las firmas de sus usuarios, cuando estos desean acceder a él, se les solicita tal firma, con un número limitado de intentos (generalmente, más que los sistemas que autentican mediante contraseñas, ya que la firma puede variar en un individuo por múltiples factores). La firma introducida es capturada por un lápiz óptico o por una lectora sensible (o por ambos), y el acceso al sistema se produce una vez que el usuario ha introducido una firma que el verificador es capaz de distinguir como auténtica. Por lo tanto, en lo referente al reconocimiento de firma, existen dos líneas de investigación claramente diferenciadas: reconocimiento de firma estática (off-line) y reconocimiento de firma dinámica (on-line). La principal diferencia entre ambas líneas radica en la información de firma de partida para el reconocimiento.

Cadencia de paso 

Esta técnica no requiere proximidad, ya que para analizar el modo de andar, se requiere incluso algo de distancia. Hace tiempo que los científicos habían observado que los seres humanos son capaces de identificar a alguien familiar por su forma de caminar. Y aunque aún no se ha demostrado que el patrón sea totalmente único, el interés de su aplicación en sistemas de identificación es indudable. John Geisheimer, ingeniero del Instituto de Investigación Tecnológica de Georgia, un centro pionero en esta tecnología, ha asegurado que se necesita de esta tecnología para reconocer a los chicos malos a distancia.

Las principales dificultades radican en los parámetros que influyen en la forma de caminar, como el calzado, el suelo, el nivel de cansancio, las lesiones o incluso el paso del tiempo. Por ello, en la actualidad, se plantea su uso en combinación con otros sistemas en aplicaciones como seguridad en aeropuertos y edificios gubernamentales.

Resta comentar un dato importante: un grupo de investigadores finlandeses ha desarrollado una aplicación alternativa de esta tecnología en teléfonos móviles y ordenadores portátiles. Su gaitcode (literalmente "código del paso") registra y memoriza en tres dimensiones los movimientos del propietario certificado del aparato, mientras lo lleva a cuestas, de tal forma que si el dispositivo no reconoce al usuario que lo transporta, exige una contraseña para activarse. En caso de que sea falsa, el aparato y todas sus aplicaciones quedan bloqueados. Sin duda, son motivos suficientes para disuadir a cualquier ladrón.

Ventajas y desventajas 

Estas técnicas de identificación biométrica, frente a otras formas de autenticación personal, tienen la ventaja de que los patrones no pueden perderse o ser sustraídos ni pueden ser usados por otros individuos en el caso de que lleguen a tener acceso a ella y conozcan el PIN. Por tanto, el problema de suplantación de identidad queda totalmente resuelto con el uso de patrones biométricos como medio de autenticación personal y si bien, los rasgos físicos se pueden falsificar, resultan mucho más seguros en este sentido que, por ejemplo, las tarjetas inteligentes.

Asimismo, estos sistemas otorgan comodidad a los usuarios, ya que eliminan la necesidad de recordar contraseñas o números de identificación y la posibilidad de olvido en casa de la tarjeta o de la clave y brindan una atención en tiempo récord, ya que con una simple verificación facial o dactilar la entidad contará con los datos y no será necesario validar la información lo que podría tomar varios minutos.

Por otro lado, presentan algunas desventajas que están relacionadas principalmente con el costo y la tasa de falsos rechazos. La tasa de falsos rechazos es la probabilidad de que el sistema rechace a un usuario válido y para combatir este problema, se están usando técnicas biométricas combinadas, por ejemplo, el reconocimiento facial y el iris o el iris y las huellas dactilares, y hasta el presente son buenos los resultados.

Ahora bien, la desventaja que presentan los elevados costos en la implementación se va a poder reducir, en la medida que se fomente la competencia de empresas que ofrezcan estos servicios y eso es algo que lo regula el propio mercado por lo tanto difícil de controlar.

¿Qué papel juega la videoconferencia en la identificación no presencial? 

La identificación de clientes personas humanas y apoderados, conforme lo dispuesto en el art. 23 de la Resolución 30 E de la UIF, vigente desde el 16 de junio de 2017, requiere la exhibición del documento de identidad.

En tal sentido, cuando la norma menciona los medios de aceptación e identificación de clientes no presenciales señala a la videoconferencia como ejemplo de procedimiento válido para exhibir en original del documento de identificación del cliente, funcionando como un complemento del uso técnicas biométricas rigurosas o métodos tecnológicos alternativos de igual rigurosidad, almacenables y no manipulables para la de identificación no presencial de clientes.

El Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) que es la UIF española, desde el 1 de marzo de 2016, emitió una norma similar a la nuestra, donde las Entidades Financieras pueden identificar a sus clientes de forma no presencial por videoconferencia. Esta norma amplió de forma exponencial las posibilidades del sector financiero para realizar operaciones a distancia, y en general para su transformación digital. Ello seguramente es los que pasará en nuestro país.

¿Qué papel juega el Documento Nacional de Identidad Digital? 

Otra opción dispuesta por la norma de la UIF aludida, como procedimiento válido para exhibir en original del documento de identificación del cliente, es el Documento Nacional de Identidad Digital, provisto por el Registro Nacional de las Personas (RENAPER).

Como resultante del trabajo conjunto entre el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda y el Ministerio de Modernización, es que surgió el Sistema de Identidad Digital (SID), una nueva plataforma destinada a organismos públicos y privados, basada en la base de datos del RENAPER, que permite la validación de la identidad a distancia y en tiempo real, a partir de la autenticación biométrica, que da el reconocimiento facial y la fotografía del DNI.

El funcionamiento es muy sencillo. El sistema estará integrado a la Web o aplicación de la entidad, a través de la cual las personas accederán para obtener alguno de sus servicios, y en determinado momento, le solicitarán una foto de su DNI y una selfie.

Con el SID, se podrá abrir una cuenta, solicitar un crédito sin tener que ir a una sucursal bancaria, entre otros servicios, facilitando la implementación nuevos desarrollos con más bancarización e inclusión financiera.

Este sistema se encuentra disponible desde agosto y será implementado inicialmente por el sector financiero y fintech. Ya finalizó la etapa de pruebas impulsadas por la Mesa de Innovación Financiera del Banco Central. Sin embargo los bancos, no pueden operar con el SID porque falta la reglamentación que tiene que emitir el Banco Central para determinar su adecuado procedimiento.

La aceptación de clientes a través del sitio de Internet de la Entidad u otros canales alternativos (telemáticos, telefónicos o asimilables) 

Al tratar este tema, la primera pregunta que surge es la de: ¿y si el banco no cuenta con tecnologías biométricas?

La norma de la UIF mencionada establece como medio alternativo para aceptar Clientes no presenciales la aceptación a través del sitio de Internet de la entidad u otros canales alternativos (telemáticos, telefónicos o asimilables), remitiendo los documentos establecidos en los arts. 23 (para personas humanas) y 24 (para personas jurídicas) de la Resolución 30 E de la UIF que correspondan a su naturaleza y características, entregando al cliente para operar una clave personal e intransferible, que incluya preguntas de control. Además, la Entidad Financiera deberá dejar abierta la posibilidad de visitar al cliente para realizar controles que permitan aplicar correctamente la política de “Conozca a su cliente”.

Para suplir la exigencia de exhibición del documento de identidad, se recomienda usar el método de la videoconferencia o el SID ya comentados.

¿En qué situación están los bancos para la implementación de estas técnicas? 

Red Link

Red Link, una de las más importantes del país en el número de cajeros automáticos, con ocho mil unidades, cuenta con la experiencia de haber desarrollado la identificación biométrica para que jubilados, pensionados y sus apoderados puedan realizar trámites en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) simplemente con la huella dactilar. Mediante esta red, los jubilados pueden dar su fe de vida en cajeros automáticos con la huella dactilar. La compañía firmó un acuerdo con Xelios, empresa española líder en sistemas biométricos, para la provisión de la solución biométrica, de la que se podrán beneficiar casi veinticinco millones de clientes, al realizar transacciones y pagos, identificándose con su huella dactilar, reconocimiento facial, de voz, de patrón de venas, scan de iris, entre otras soluciones.

Las treinta y ocho entidades financieras adheridas a Red Link podrán beneficiarse de una solución que aportará rapidez y seguridad en las transacciones bancarias e incrementará la confianza de los clientes en el uso de los medios de pago.

Reconocimiento facial 

El Banco ICBC fue el primer banco del país en contar con esta novedosa tecnología; solo basta con que el cliente tenga la App del banco en su celular y a través de la cámara de fotos de su teléfono inteligente, reconoce el rostro.    

El Banco Supervielle implementó tecnología de identificación biométrica para mejorar su modelo de atención al cliente y evitar fraudes (por ejemplo, en el pago a jubilados); también, desplegó una solución biométrica basada en lectores de huellas dactilares para acceso a cajas de seguridad.

El Banco Galicia desarrolló de un sistema de reconocimiento facial para su banca móvil para PYMES. A través de esta plataforma para móviles, se podrán realizar operaciones, consultas, transferencias y depósitos de cheques entre otras, a través de sistema de token y biometrí­a, un nuevo método de autenticación, donde el usuario podrá verificar su identidad, utilizando sus rasgos faciales. En las empresas, el que paga es el tesorero que arma el cheque que luego debe firmarlo el apoderado. La aplicación viene a hacer eso, el encargado de firmar el documento no necesita estar en la oficina. Utilizará biometrí­a de reconocimiento facial de varios puntos y no a partir de una fotografí­a digital de la cara del apoderado.

El Banco Macro se ha aliado con gigantes tecnológicos como Globant y con fintechs pequeñas, para relanzar sus canales de atención. A fines de 2017, fue el primer banco que lanzó una App para evitar las filas en las sucursales y en los próximos meses, la entidad que preside Jorge Brito seguirá́ presentando mejoras vinculadas con inteligencia artificial,

El HSBC ha elegido a su filial en Argentina como la primera locación donde poner en funcionamiento este novedoso sistema de reconocimiento facial que permitirá a sus clientes acceder a sus cuentas mediante una selfie.

Conclusiones 

Son más las ventajas que las desventajas que otorgan estas nuevas tecnologías.

Los expertos pronostican un gran crecimiento para la industria biométrica en los próximos años.

Como hemos visto a lo largo del presente trabajo, para la identificación de clientes son grandiosas, ya que otorgan seguridad y comodidad.

La popularización de la banca móvil y aplicaciones para realizar pagos son motores que impulsan la implementación de estas técnicas. Por mucho tiempo, las personas desconfiaban de esta práctica, pero con la incorporación de la biometría a sus celulares se les brindó la seguridad suficiente para usarla sin problemas.

El uso de la tecnología va transformando la forma de hacer negocios y las empresas se tienen que adaptar a las necesidades de los clientes. La tecnología biométrica brinda la posibilidad de potenciar a las empresas y a las entidades financieras para ofrecer servicios de mayor calidad, tanto en la vinculación, como durante la relación comercial.

Es por eso que cada vez más bancos eligen estas tecnologías, para ofrecer a sus clientes una experiencia de uso más segura y sencilla, a la vez que con su aplicación, puedan reducir riesgos relativos a la Prevención del Lavado de activos y Financiamiento del Terrorismo.