miscelaneas | Salud Pública
Autor: 

CANNABIS MEDICINAL: TRAS LA REGLAMENTACIÓN, RECLAMAN LEGALIZAR EL AUTOCULTIVO

El primer seminario en Corrientes sobre el uso de la planta, se realizará en la Facultad de Derecho el 28,29 y 30 de noviembre.

              Luego de la promulgación de la Ley de investigación y uso medicinal de la planta y sus derivados, especialistas reconocen que fue un gran paso pero insisten en ampliar el debate en cada provincia para lograr la autorización del acceso a partir del propio cultivo para uso medicinal con el debido registro. Afirman que de esa forma, se evitará la penalización en situaciones humanitarias y de consumo personal. El 28, 29 y 30 de noviembre en la Facultad de Derecho se realizará el primer seminario especializado en la temática.

            “La aprobación de la Ley fue un proceso de debate impulsado por los pacientes y las madres de niños y niñas que precisaban de la sustancia con fines medicinales y terapéuticos. El resultado ha sido una normativa muy corta y limitada”, afirmó Mariano Fusero, quien es abogado y diplomado en Políticas de Drogas. Junto a médicos, otros abogados e investigadores dará el primer seminario en Corrientes sobre “Uso Medicinal de Cannabis y Derecho Penal” en la Facultad de Derecho de la UNNE el  28, 29 y 30 de noviembre.

            Fusero comenta  sobre los alcances y limitaciones de la Ley  27.350  que luego de un amplio debate, fue promulgada en abril de este año y permite la investigación médica y científica del uso medicinal del cannabis para tratar  enfermedades como epilepsia refractaria, Parkinson, VIH, cáncer, esclerosis, autismo, artrosis, entre otras.

             El especialista explicó que la reglamentación ha sido un gran logro desde “lo político” porque ayudó a la visibilización e información sobre los beneficios de la planta pero desde lo jurídico ha dejado de lado uno de los principales reclamos de las organizaciones: el acceso en su forma vegetal a través del autocultivo personal, colectivo o solidario.

             “Estos fármacos son muy caros y escasos a nivel internacional. La importación sale alrededor de 350 dólares para un uso de aproximadamente un mes”, comentó. Ante esta falencia, explica que es importante que cada provincia trabaje individualmente sobre el tema y autorice el acceso de la planta en su forma vegetal.

                 La otra observación que hace Fusero, tiene que ver con la publicidad que hizo el Estado en referencia a las investigaciones que se producirían una vez promulgada la ley. “A razón de verdad, la legislación internacional y nacional nunca prohibió el desarrollo de investigaciones”, aclaró el abogado quien entiende de una manera “extorsiva” que las personas deban someterse a investigaciones para acceder a la sustancia.

                 Pero además de estas cuestiones que no fueron consideradas por la legislación nacional, el abogado critica la segmentación de la población a la que va dirigida la normativa. “De esta forma, no se reconocen los derechos humanos de todos los consumidores”, dijo. Entiende que ese margen establecido hace a la “patologización” que deja fuera del alcance a una gran población que corre el riesgo a la criminalización.

El debate en los espacios públicos

               Para Víctor Benítez quien es abogado y una de las voces correntinas que disertará en el primer seminario que se realizará en la ciudad, el cannabis medicinal es un problema “científico” que incumbe a la salud pública como también al ámbito académico, por lo que cree que “la universidad tiene que involucrarse en la temática”.

               Informó que la actividad intentará abordar la problemática desde una mirada “multidisciplinaria” a partir de las experiencias y conocimientos de médicos, investigadores, docentes y abogados  y que se trata de una convocatoria abierta, con entradas limitadas y no sólo destinada a consumidores.

                En consonancia, Fusero también considera importante que estos temas llegan a la universidad pública, porque es allí donde por mucho tiempo rigió “la cultura prohibicionista”, que según explica, “bajo el absolutismo y sin ningún basamento científico restringió determinadas sustancias de una forma discrecional”.

                 Con estos espacios de debate, manifestó que se intenta desmitificar algunos “tabúes sociales y políticos” que giran en torno a las y los consumidores.  El Seminario, que se brindará contenidos médicos y terapéuticos como también políticos y jurídicos. Quienes estén interesados en inscribirse, pueden dirigirse al correo corrientes@pensamientopenal.org.