miscelaneas | Familia

Podemos aseverar científicamente estas teorías?: SÍNDROME DE LA MADRE MALICIOSA

“Ningún hijo debe ser tratado como traidor simplemente por amar a ambos padres”

El Dr. Daniel Turket, entre 1994 y 1995, describió el Síndrome de la Madre Maliciosa en casos de separación de los padres, es decir, un conjuntos e conductas y de factores que se presentan cada vez con mayor frecuencia en los divorcios y , sin embargo, no se  le ha dado la importancia debida. "La madre intenta injustificadamente castigar a su ex- marido; interfiere con los acuerdos de visitas y acceso del padre a los niños; se produce un patrón de actos maliciosos  contra el padre; y finalmente, el desorden no se debe a un trastorno mental, aunque se pueda presentar simultáneamente"

El “síndrome de la madre maliciosa” es un síndrome que se da en los casos de separación de los padres; el cual se caracteriza por que la madre transforma la conciencia de sus hijos mediante distintas estrategias con la finalidad de impedir o destruir el vínculo afectivo con el otro progenitor.

Según diversos investigadores este síndrome aparece en la década de los 80’s, caracterizado por ser la madre quien lo padece; sin embargo también se han encontrado casos aunque son muy pocos en donde el padre es quien pone al niño en contra, esto es conocido como “síndrome de alienación parental”

Es un conjunto de acciones y eventos para separar y desaparecer el amor de un hijo hacia el padre mediante acciones directas e indirectas, verbales o no verbales, pensamientos, ademanes o conductas, el hijo se convierte en el objeto de abuso emocional programado para pensar que el padre es su enemigo.

La idea de que una madre programe a sus hijos para ponerlos en contra de su padre parece una locura y algo difícil de suceder, desafortunadamente en la actualidad cada vez es más común en los casos de separación. La razón principal de emprender esta campaña es  utilizar a los hijos como “método de castigo hacia la ex pareja” causándole dolor y angustia al padre como forma de venganza ante las peleas que tuvieron, el dolor que le causó a la mujer la separación o divorcio y el odio que ella siente hacia él.

Los síntomas que presentan los hijos son:

  • Rechaza al padre y lo denigra (lo empieza a odiar) sin alguna justificación razonable
  • El hijo asegura que la decisión de rechazar al padre es propia, sin influencias de ningún tipo
  • En sus diálogos refleja el vocabulario de la madre, sus pensamientos y propias palabras
  • El sentimiento negativo hacia el padre se extiende hacia la familia del mismo (abuelos, tíos, etc)
  • El niño tiene sentimientos de abandono, indefensión y rechazo
  • Estados de ansiedad y depresión
  • Conductas regresivas
  • Problemas escolares

Las consecuencias de esto son devastadoras a nivel emocional y psicológico; ya que los niños crecen odiando al padre y esto afecta la relación y comunicación.

De una forma consiente las madres les están quitando el privilegio a los niños de tener a su padre cerca y viceversa

Un  padre gana por la vía judicial la custodia de sus hijos, entonces la madre decide rayar su coche y romperle los cristales. Una madre se cambia de casa para alejarse de su ex marido y así complicarle las visitas programadas. La madre que deja el refrigerador vacío para que sus hijos constaten la miseria en que los dejo el padre y les dice a los hijos que el padre se gasta su dinero "con mujeres". Éstas son las conductas anormales dentro de un proceso de divorcio.

Estos síntomas han sido poco estudiados y descritos por la literatura, En la actualidad, existen varios sitios de internet con información sobre el tema, pero las escuelas de psicología y menos aún los órganos judiciales lo toman con la seriedad que merece.