miscelaneas | Constitucional

EL DEBATE DEL SIGLO XIX QUE RETORNÓ EN PLENO 2017

Comienzan las audiencias en la Corte por la educación religiosa en escuelas públicas de Salta

          La causa comenzó cuando un grupo de madres elevó un amparo colectivo para pedir la inconstitucionalidad de la ley provincial que establece la obligatoriedad de la enseñanza y la práctica religiosas en escuelas públicas. La Corte provincial avaló la ley.

           A las 10 de la mañana, en la Corte Suprema se realizará la primera de las cuatro audiencias públicas de la causa en la cual un grupo de madres presentó un amparo colectivo para que se declare la inconstitucionalidad de la educación religiosa obligatoria en las escuelas públicas de Salta. Entre hoy, mañana, el 30 y el 31 de agosto, más de cincuenta expositores se presentarán como amici curiae en la causa. Entre los oradores, se encuentran representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, entidades de defensa de la laicidad como la Asociación Internacional del Libre Pensamiento, universidades como la Austral, la Católica Argentina, la Nacional de José C. Paz y la de Buenos Aires. El listado contempla también nombres como el del ex ministro de la Corte Rodolfo Barra, representantes de sectores evangélicos involucrados en la (por ahora demorada) ley “de libertad religiosa” y el jefe de prensa de una integrante del núcleo duro Pro porteño, la vicepresidenta de la Legislatura, Carmen Polledo. Todas las audiencias se podrán seguir en vivo por Internet, en la web cij.gov.ar

             Las madres y la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), que las patrocina, reclaman que la ley por la cual la currícula de las escuelas públicas incluye de manera obligatoria educación (y práctica) religiosa sea declarada inconstitucional porque viola los derechos a la libertad de religión y de conciencia, a la igualdad, a la no discriminación y a la intimidad. 

Rezar antes de las clases

             En el amparo colectivo, las madres hicieron constar casos reales ocurridos en distintas escuelas públicas salteñas por la aplicación de la ley de educación religiosa. En la Escuela René Favaloro, de la capital provincial, se “impuso como práctica obligatoria el rezo de la oración diaria, o que los niños ante el dictado de la clase de religión deban salir de clase –hecho que de por sí resulta discriminatorio y violatorio al derecho de no expresar el culto que se profesa– y retirarse a la biblioteca donde no se le da ningún tipo de actividad curricular correspondiente al plan de estudio”. En la Escuela Juana Moro de López, de la Caldera, contaron, una docente y madre de una de las alumnas “sólo fue llamada por el titular de la materia a una reunión de carácter informativo para saber el número de niños no católicos en el aula, sin informarles a los padres que les asiste el derecho de opción o el derecho de recibir la educación religiosa que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. En ese establecimiento, era “costumbre el rezo inicial a la entrada efectuado de manera obligatoria todos los días, retrasando 20 minutos el ingreso a clase”. En la Escuela Bartolomé Mitre de Campo Quijano, un chico de 12 fue “forzado a permanecer en el aula y realizar distintas actividades religiosas que le impartían sus docentes,pese a manifestar que no quería permanecer en clase, y que fue calificado con baja nota”.